Biblia hardcore

02 July, 2008

Por fin me he terminado Fausto (que ya me perdonarán los que opinen lo contrario, pero me ha parecido increíblemente denso, surrealista y alegórico... infumable, vaya).
Así que estaba yo discurriendo acerca de qué leer a continuación... cuando pensé, y si me leo la Biblia? Un momento, no penseis cosas raras. No estoy hablando de hacer el Flanders, ni de flagelarme... estoy hablando de coger el tocho ese y leerlo como la obra de literatura fantástica que es. Tiene de todo: odios, pasiones, guerras, plagas, milagros, muertes, apariciones, sexo, seres sobrenaturales, resurrecciones (no tantas como en Marvel, jeje)...

Para aquellos que dudan de mis palabras (no deberían, que uno tiene un oscuro pasado en colegio de monjas, y sabe lo suyo de estos temas), os dejo aquí una recopilación de pasajes hardcore de la Biblia, completamente descontextualizados (ahí radica parte de la gracia),

Exodo 2:11-12

    11 En aquellos días, cuando Moisés ya fue mayor, fue a visitar a sus hermanos, y comprobó sus penosos trabajos; vio también cómo un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus hermanos.

    12 Miró a uno y a otro lado, y no viendo a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.

II Reyes 2:23-24

    23 De allí subió a Betel. Iba subiendo por el camino, cuando unos niños pequeños salieron de la ciudad y se burlaban de él diciendo: «¡Sube, calvo; sube, calvo!»

    24 El se volvió, los vio y los maldijo en nombre de Yahveh. Salieron dos osos del bosque y destrozaron a 42 de ellos.

Ezequiel 23:19-20

    19 Pero ésta multiplicó sus prostituciones, acordándose de los días de su juventud, cuando se prostituía en el país de Egipto,

    20 y se enamoraba de aquellos disolutos de carne de asnos y miembros de caballos.

Jueces 3:16-23

    16 Ehúd se hizo un puñal de dos filos, de un codo de largo, se lo ciño debajo de la ropa sobre el muslo derecho,

    17 y presentó el tributo a Eglón, rey de Moab. Eglón era un hombre muy obeso.

    18 En cuanto terminó de presentar el tributo, Ehúd mandó marchar a la gente que había llevado el tributo;

    19 pero él, al llegar a los Idolos que hay en la región de Guilgal, volvió otra vez y dijo: «Tengo un mensaje secreto para ti ¡oh rey!» El rey respondió: ¡Silencio!» y salieron de su presencia todos los que estaban con él.

    20 Ehúd se le acercó . El rey estaba sentado en su galería fresca particular. Ehúd le dijo: «Tengo una palabra de Dios para tí.» El rey se levantó de su silla.

    21 Ehúd alargó su mano izquierda, cogió el puñal de su cadera derecha y se lo hundió en el vientre.

    22 Detrás de la hoja entró incluso el mango, y la grasa se cerró sobre la hoja, pues Ehúd no le sacó el puñal del vientre. Luego escapó por la ventana.

    23 Ehúd salió por el pórtico; había cerrado tras de sí las puertas de la galería y echado el cerrojo.

Numeros 16:23, 31-33

    16 Dijo Moisés a Coré: «Tú y toda tu cuadrilla presentaos mañana delante de Yahveh: tú, ellos y Aarón.

    17 Que tome cada uno su incensario, le ponga incienso y lo presente delante de Yahveh; cada uno su incensario: 250 incensarios en total. Tú también, y Aarón, presentad cada uno vuestro incensario.»

    18 Tomaron cada uno su incensario, le pusieron fuego, le echaron incienso y se presentaron a la entrada de la Tienda del Encuentro, lo mismo que Moisés y Aarón.

    19 Coré convocó ante éstos a toda la comunidad a la puerta de la Tienda del Encuentro y se apareció la gloria de Yahveh a toda la comunidad.

    20 Habló Yahveh a Moisés y Aarón y les dijo:

    21 «Apartaos de esa comunidad, que los voy a devorar en un instante.»

    22 Ellos cayeron rostro en tierra y clamaron: «Oh Dios, Dios de los espíritus de toda carne: un solo hombre ha pecado, ¿y te enojas con toda la comunidad?»

    23 Respondió Yahveh a Moisés:

    31 Y sucedió que, nada más terminar de decir estas palabras, se abrió el suelo debajo de ellos;

    32 la tierra abrió su boca y se los tragó, con todas sus familias, así como a todos los hombres de Coré, con todos sus bienes.

    33 Bajaron vivos al seol con todo lo que tenían. Los cubrió la tierra y desaparecieron de la asamblea.

    34 A sus gritos huyeron todos los israelitas que estaban a su alrededor, pues se decían: «No vaya a tragarnos la tierra.»

    35 Brotó fuego de Yahveh, que devoró a los 250 hombres que habían ofrecido el incienso.

Deuteronomio 25:11-12

    11 Si un hombre está peleándose con su hermano, y la mujer de uno de ellos se acerca y, para librar a su marido de los golpes del otro, alarga la mano y agarra a éste por sus partes,

    12 tú le cortarás a ella la mano sin piedad.

I Reyes I 18:24, 38-40

    18 El respondió: «No soy yo el azote de Israel, sino tú y la casa de tu padre, por haber abandonado a Yahveh y haber seguido a los Baales.

    19 Pero ahora, envía a reunir junto a mí a todo Israel en el monte Carmelo, y a los 450 profetas de Baal que comen a la mesa de Jezabel.»

    20 Ajab envió a todos los israelitas y reunió a los profetas en el monte Carmelo.

    21 Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándo vais a estar cojeando con los dos pies? Si Yahveh es Dios, seguidle; si Baal, seguid a éste.» Pero el pueblo no le respondió nada.

    22 Dijo Elías al pueblo: «He quedado yo solo como profeta de Yahveh, mientras que los profetas de Baal son 450.

    23 Que se nos den dos novillos; que elijan un novillo para ellos, que los despedacen y lo pongan sobre la leña, pero que no pongan fuego. Yo prepararé el otro novillo y lo pondré sobre la leña, pero no pondré fuego.

    24 Invocaréis el nombre de vuestro dios; yo invocaré el nombre de Yahveh. Y el dios que responda por el fuego, ése es Dios.» Todo el pueblo respondió: «¡Está bien!»

    38 Cayó el fuego de Yahveh que devoró el holocausto y la leña, y lamió el agua de las zanjas.

    39 Todo el pueblo lo vió y cayeron sobre su rostro y dijeron: «¡Yahveh es Dios, Yahveh es Dios!»

Jueces 15:15-16

    15 Encontró una quijada de asno todavía fresca, alargó la mano, la cogió y mató con ella a mil hombres.

    16 Sansón dijo entonces: «Con quijada de asno los amontoné. Con quijada de asno, a mil hombres sacudí.»

Samuel 18:25-27

    25 Respondió Saúl: «Decid así a David: No quiere el rey dote, sino cien prepucios de filisteos para vengarse de los enemigos del rey.» Tramaba el rey hacer sucumbir a David a manos de los filisteos.

    26 Los servidores comunicaron a David estas palabras y la cosa pareció bien a David para llegar a ser yerno del rey. No se había cumplido el plazo,

    27 cuando se levantó David y partió con sus hombres. Mató a los filisteos doscientos hombres y trajo David sus prepucios que entregó cumplidamente al rey para ser yerno del rey. Saúl le dio a su hija Mikal por mujer.

4 Comentarios al respecto:

Comején said...

There are more yet, as the credulous open the bible and find the word of god, I open it and find a stupidity.
I have three bibles, one of them it is underlined with all the barbarities, do you wanna a list???

Iru said...

«¡Sube, calvo; sube, calvo!» Me ha venido a la cabeza la imagen de los chanantes haciendo esa escena. Esa y la de la quijada del asno...
¡¡Besicos, Val!! (sí, así te voy a llamar ahora, ea)

Getzsemane said...

¡¡Amén a lo de los Chanantes!! Por Dior... una revisión del antiguo testamento a cargo de estos gambiteros puede ser algo muy grande...

Fausto... bueno, yo respeto tu opinión, por que es tan digna como la mía. Solo diré que es un libro que cambia según épocas en la vida. O eso creo.

Lo de la pilingui enamorada de carne de asno y miembro de caballo es un clásico que no pasa de moda.

No es mala lectura, siempre y cuando uno sea lo bastante adulto para comprender lo que hay entre lineas y no juzgar todo bien o mal.

Un abracete mozo.

Valaingaur said...

@ Comejen: No, thanks. The post is already way long as it is. Maybe another time...

@ Iru: Suena a nombre de chica, pero en fin, entre eso y Valipur, o cualquier cosa extraña, me quedo con Val, jeje.

@ Getzsemane: Me ha dado la impresión de que no he entendido el libro. Más adelante intentaré encontrar una versión comentada.